Salvador Rosillo
Guadalajara, Jalisco, México. 1936 -

  • Artes Gráficas

A los 18 años de edad emigró a Estados Unidos, ya que “era imposible vivir aquí para una persona como yo”, afirma el artista.

Uno de los recuerdos más nítidos de su niñez está relacionado con su oficio. Pinta desde los dos años y medio. Rosillo señala que fue su abuela quien lo formó, ella le instruía en el arte.
 
Cuando llegó a la nación vecina fue llamado por el ejército estadounidense y se convirtió en soldado, pero cuenta que se salvó de ir a la guerra de Vietnam. 
Aunque han pasado 50 años de su estancia en las fuerzas armadas, aún cuelga de su cuello una placa que lo identifica como militar.  Al artista le llevó 15 años encontrar su verdadero yo. “Me morí a los 32 años y ni sabía que estaba muerto”. 
 
Durante un tiempo se dedicó a viajar. “Pensé en darle la vuelta al mundo como a una pelota de béisbol. Cada vez que llegaba a un lugar que no había visto en dos años, me daba cuenta de que era diferente. Es imposible darle la vuelta al mundo, porque cambia y yo también”. 
 
En ese tiempo encontró una filosofía que cambió su vida. Un día se despertó y vio como nunca el Sol, suceso que le hizo dejar Japón y el monasterio budista en el que se encontraba para regresar a Estados Unidos.
 
Ahora vive en Nueva York, donde tiene su taller y realiza su trabajo artístico.
cerrar

Gracias por suscribirte a nuestro boletín.
Estaremos enviándote novedades por correo a:
user@domain.com

Consulta nuestras políticas de privacidad.

Desarrollado por Atomo Interactive